martes, 1 de marzo de 2011

Lawrence y Paltrow deslumbran en alfombra roja; Bonham Carter no sorprende




En un ajustado modelo de Francisco Costa, diseñador de la casa estadounidense de moda Calvin Klein, Jennifer Lawrence inauguró la pasarela hacia el Teatro Kodak de Hollywood donde desfilaron las estrellas para la premiación.


Desde los impactantes rojos que eligieron Penélope Cruz y Jennifer Lawrence hasta el delicado plateado que lució Gwyneth Paltrow: todos los ojos se clavaron el domingo en Hollywood en el gusto de las estrellas en la alfombra roja de los premios Oscar.

Curiosamente, la extravagante actriz británica Helena Bonham Carter sorprendió por su sobriedad al lucir un vestido negro clásico comparado con sus inusuales atuendos.

Bonham Carter, que perdió en la categoría de Mejor Actriz Secundaria por "The King's Speech" (El discurso del rey) ante Melissa Leo ("The Fighter"), es conocida por su impredecible forma de vestir y los expertos de la moda suelen esperar que haga elecciones "catastróficas".

Luego de haber escandalizado por llevar zapatos de colores diferentes en la última entrega de los Globos de Oro, esta vez llevó un elegante vestido de tafetán con corsé de terciopelo y mangas de corte isabelino, que sorprendió a los observadores de la moda.

"Pensé que sería agradable celebrar el cine y no la moda... Además mi trasero me acompleja un poco así que pensé en agrandarlo aún más", bromeó poco antes de que comenzara la ceremonia de la 83 entrega de los codiciados galardones.

La joven Jennifer Lawrence, quien también perdió en la categoría de Mejor Actriz ("Winter's Bone"), fue la primera en pisar la alfombra roja desfilando un sexy vestido ajustado rojo del brasileño Francisco Costa, diseñador de la casa estadounidense de moda Calvin Klein.

Por su parte, Natalie Portman, que ganó el Oscar a Mejor Actriz por su papel de bailarina en el thriller "The Black Swan", lució un vestido violeta de Versace, pero insistiendo que se sentía bien vistiendo cualquier cosa.

"La mayoría de las mujeres se entusiasman mucho al arreglarse", dijo, añadiendo que ella se sentía igualmente feliz "en casa con ropa deportiva despeinada y sin maquillaje. El mayor lujo de todos".

Otra de las actrices que causó sensación con un vestido con mucho escote y ajustado fue Mila Kunis, contraparte de Portman en "Black Swan", que eligió un diseño Elie Saab en lila, mientras la nominada más pequeña, Hailee Steinfeld, lucía como personaje de cuento de hadas en un vestido Marchesa en tonos crema.

La actriz española Penélope Cruz eligió el rojo y llegó con su marido Javier Bardem, nominado a Mejor Actor por "Biutiful", de Alejandro González Iñarritu. También Sandra Bullock, que ganó el año pasado el premio como Mejor Actriz, eligió el rojo en un armado vestido rojo de Vera Wang.

"Lo elegí porque es muy alegre y mi hijo me reconoce en rojo", dijo Bullock, cuyo rostro pálido contrastaba con sus labios tan furiosamente rojos como su vestido.

Nicole Kidman, que estaba nominada a Mejor Actriz por "Rabbit Hole", llegó con un vestido Dior blanco mientras que Gwyneth Paltrow, quien dijo que no había dormido en la última semana antes de la ceremonia, deslumbró con un vestido ceñido color plateado de Calvin Klein.

Jennifer Hudson lucía delgada y glamorosa en su vestido Versace con accesorios de Neil Lane y una cartera Jimmy Choo.

Kate Blanchett llamó la atención con un vestido lila pálido en gasa plisada con una apertura en el pecho, hombros armados y cuentas lila. Su simple cabello rubio era un mero antídoto a la complejidad de su atuendo.

La tendencia en la entrega de los premios de la Academia este año fue el plateado, el oro y el platino. Además de Paltrow, Hilary Swank lucía deslumbrante con un strapless plateado con plumas de avestruz de Jean Paul Gaultier.
Fuente:entretenimiento.latam.msn.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada