viernes, 25 de abril de 2014

Estudio revela una clave para entender el secreto de la longevidad



El estudio de las células de la sangre de la holandesa Hendrikje van Andel-Schipper, que murió en 2005 a los 115 años de edad, revela una clave para entender el secreto de la longevidad.



En 2011, los científicos estudiaron el genoma de la anciana y con la información genética de sus glóbulos blancos comprobaron que durante su larga vida sus leucocitos habían experimentado más de 400 cambios.


"Para nuestra sorpresa, nos encontramos con que en el momento de la muerte, la sangre periférica derivaba de dos únicas células madre hematopoyéticas activas", señalan los investigadores, aclarando que la médula ósea humana contiene unas 11.000 células madre hematopoyéticas, de las que 1.300 se dividen de manera activa y renuevan nuestras células sanguíneas. Sin embargo, en la sangre de van Andel-Schipper, la mayor parte de las células derivaba de solo dos de esas células madre.

"Esto sugiere que a medida que envejecemos, la reserva de células madre hematopoyéticas disminuye hasta que todas nuestras células son clones de solo unas pocas células parentales", concluye el estudio.

Los científicos destacan que gran parte de las mutaciones en la sangre de la anciana, que a pesar de su edad estaba sana y conservó sus facultades mentales en perfecto estado hasta su muerte, fueron inofensivas.

Fuente:actualidad.rt.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada