lunes, 2 de agosto de 2010

Chelsea y Marc se dan el sí en una ceremonia judía y metodista


COORDINA:
MARÍA JOSÉ IGLESIAS Chelsea Clinton, hija del ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y de la actual secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, se casó el sábado en Rhinebeck, a 160 kilómetros al norte de Nueva York, con el financiero Marc Mezvinsky, en una ceremonia rodeada de medidas de seguridad, en la que no aparecieron ninguno de los famosos que la prensa había especulado que allí estarían. Uno de los pocos rostros conocidos fue el del actor Ted Dawson, de Arkansas, estado del que Clinton fue gobernador. La novia lució un traje de Vera Wang, una de las favoritas de las novias neoyorquinas de clase alta, con escote palabra de honor y cuerpo drapeado en tul, embellecido en la cintura con un bordado de pedrería antigua, realizado en organza y en blanco marfil. Chelsea llevó el pelo en un recogido clásico y con velo de tul. Wang asistió a la ceremonia. Se dice que la boda, a la que asistieron 400 invitados, entre los que no se encontraba Obama, pudo haber costado 4 millones de dólares, aunque la familia Clinton sólo habla de uno.

Hillary Clinton, por su parte, optó por el dominicano Oscar de la Renta, cuyas creaciones tantas veces utilizó en sus años de primera dama de Estados Unidos. De la Renta creó para la secretaria de Estado un vestido en seda de tono cereza degradé, con algunos bordados en los mismos tonos en la falda, manga larga y un cinturón ancho.

El novio llevó un esmoquin diseñador por Christopher Bailey, de la firma Burberry, al igual que Bill Clinton, que adelgazó diez kilos para la ceremonia, a petición de su hija. El ex presidente llevó a Chelsea hasta el altar, en una ceremonia oficiada por el rabino James Ponet y el reverendo metodista William Shillady, ya que Marc Mezvinsky es judío y Chelsea Clinton, metodista. En ella se incluyó la lectura de las «siete bendiciones» que se recitan en los matrimonios judíos tras dar el consentimiento e intercambiar los anillos. Un amigo de los novios leyó el poema «The Life That I Have», del escritor británico judío Leo Marks (1920-2001).

El escenario fue la histórica mansión de Astor Courts, construida hace un siglo por el millonario John Jacob Astor, situada cerca del pueblo y de difícil acceso para los muchos periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión de todo el mundo que intentaban lograr imágenes de la boda, custodiada por cientos de agentes de la policía del estado de Nueva York y el servicio secreto estadounidense.

Los padres de la novia dijeron en un comunicado de prensa que fue «una bella ceremonia» en «un día perfecto», en el que estuvieron rodeados de familiares y amigos. A la boda asistieron el hermanastro del ex presidente Clinton, Roger Clinton y su hijo Tyler, al igual que Marie Clinton Bruno, una prima del padre de la novia y en cuyo enlace Chelsea fue dama de honor en Arkansas cuando tenía diez años.
Fuente:lne.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada