viernes, 13 de agosto de 2010

Jaleos capilares para Paris Hilton Una empresa le pide 28 millones por ponerse extensiones de la competencia


Tanto cuidar su rubísima cabellera podría costarle demasiado caro a Paris Hilton. Su regreso a casa, tras unas largas y descansadas vacaciones en el Mediterráneo, la ha sorprendido con una querella por 35 millones de dólares (casi 28 millones de euros) por llevar unas extensiones que no eran de la casa que representa desde 2007. La compañía Hairtech International, dueña de la marca Dreamcatchers, ha demandado a la ex heredera más famosa del mundo por incumplimiento de contrato y la ha acusado de fraude y engaño por no promocionar sus extensiones lo suficiente y por aparecer en público con mechones artificiales provenientes de la firma de su competidor.
Pero eso no es todo. Hairtech, que asegura en la demanda presentada ante el Tribunal Supremo de Los Ángeles que la millonaria tiene un contrato vigente con ellos, le exige a Hilton 10 veces lo que ella cobró por su imagen en el momento de firmar el contrato, también porque no asistió a la fiesta de lanzamiento de Dreamcatchers.

Lo que han pasado por alto los abogados de la compañía en esta segunda acusación es que en el momento en que se celebró aquella inauguración, en la que dicen haber gastado alrededor de cuatro millones de euros, la famosa angelina se encontraba nada menos que en la cárcel, cumpliendo los 23 días que pasó en prisión en 2007 por conducir con la licencia caducada.

A este paso, Paris Hilton podría acabar mal su verano, que la llevó hace unas semanas por Ibiza.
Fuente:elpais.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada