sábado, 25 de septiembre de 2010

Los venezolanos decidirán mañana la correlación de las fuerzas en el Parlamento


Caracas, 25 sep (EFE).- Unos 17,5 millones de venezolanos están convocados mañana a las urnas para renovar el Parlamento, en unos comicios en los que el presidente Hugo Chávez espera mantener el respaldo mayoritario de la cámara, de 165 escaños, y la oposición arrebatárselo.
En los últimos días de la campaña, que concluyó el pasado jueves, Chávez ha repetido que confía en que su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados, entre ellos el Partido Comunista, ganen no menos de 110 escaños de la unicameral Asamblea Nacional, es decir, los dos tercios necesarios para controlar el Parlamento.
Afirma el presidente, en el poder desde hace más de una década, que estos dos tercios le son indispensables para continuar con su “proceso revolucionario” y consolidar el camino de cara a las presidenciales de 2012, en las que solicitará un nuevo mandato al electorado.
Los comicios de mañana marcan el retorno al hemiciclo de los partidos de oposición, que en las elecciones legislativas de 2005 retiraron a última hora a sus candidatos alegando “irregularidades”, en una decisión que sus líderes admiten actualmente como un “error político”, y esperan ahora quitar la mayoría al PSUV.
Encuestadores y analistas, con base en sondeos de hace una semana, ya que está prohibida su publicación desde el sábado pasado, coinciden en augurar, en general, que el oficialismo mantendrá una mayoría, pero que está por verse si será tan holgada como la prevista por Chávez a su favor.
Además de las fuerzas oficialistas y de la oposición “tradicional”, se presentan también a la contienda electoral los candidatos del izquierdista partido Patria Para Todos (PPT), ex aliado del “chavismo”, que proponen una “alternativa” a la extrema polarización política del país.
En sus mítines, todos los bandos llamaron a la movilización del electorado, especialmente de los llamados “ni-ni”, que constituyen un sector importante que no se alinea a favor de Chávez ni de sus detractores y pueden ser determinantes si se confirma con votos los cálculos de que representan alrededor de un tercio del electorado.
La totalidad de 17,57 millones de venezolanos habilitados para votar mañana representan casi un millón más de los 16,76 millones de las elecciones precedentes, celebradas el 15 de febrero del año pasado y cuyo resultado facultó a Chávez a presentarse a la reelección las veces que desee.
De esos 16,76 millones habilitados en febrero de 2009, votaron entonces 11.710.740, con lo cual la abstención fue de 29,67 por ciento.
La opción “sí” a la reelección sin limitaciones de cualquier cargo de elección popular cosechó un total de 6,31 millones de votos (54,85% de los votos emitidos), en tanto que el “no” perdió con 5,19 votos (45,14%).
El Consejo Nacional Electoral (CNE) ha instalado 36.563 mesas electorales que funcionarán en las 87 circunscripciones del país entre las 06.00 y las 18.00 horas locales (10.30 y 22.30 GMT), lapso de doce horas que se prolongará donde existan electores en fila para votar, todo ello bajo la vigilancia de 250.000 militares.
Las autoridades del CNE han previsto que la divulgación de los resultados comenzará unas dos horas después del cierre de la votación y sólo cuando la tendencia del voto sea irreversible.
Sobre la limpieza del proceso electoral, en esta ocasión existe unanimidad en todos los actores que no hay posibilidades de fraude.
Chávez ha remarcado que su país cuenta con uno de los sistemas automatizados de votación “más avanzados y seguros del mundo”, por lo que “no hay posibilidad aquí de un fraude”, y sus opositores hacen hincapié en que el voto es secreto, al descartar que “alguien” pueda conocer las preferencias y ordenar represalias.
Más de 200 observadores internacionales, llamados en Venezuela “acompañantes”, han sido invitados a estas elecciones, unos 150 por el Poder Electoral y el resto por los partidos.

“Confiamos en que su actividad sea de observar que en Venezuela se cumple con la participación y que sus opiniones nos ayuden en el afianzamiento de lo que es una democracia participativa y de que Venezuela cumple con la transparencia de los resultados”, dijo hoy la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales

En una rueda de prensa en el CNE, Morales invitó a los venezolanos a que “concurran masivamente” a votar el domingo, a pesar de las lluvias que afectan Caracas y el litoral central.

Las intensas lluvias caídas en las últimas 24 horas dejaron ocho muertos, siete de una misma familia, ocho desaparecidos y cuantiosos daños, aunque, según las autoridades, no han afectado la logística de los comicios.

A última hora de la mañana de este sábado fuertes aguaceros volvieron a afectar la capital venezolana, donde las lluvias del viernes provocaron derrumbes y obligaron a desalojar a más de un centenar de personas.
Fuente:costaricahoy.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada