miércoles, 8 de septiembre de 2010

Bloomberg pide que se facilite la entrada a EE.UU. a los talentos extranjeros del mundo de la moda


ueva York, 8 sep (EFE).- El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, hizo hoy un llamamiento a las autoridades estadounidenses para que suavicen las normas de inmigración de forma que los nuevos talentos del mundo de la moda llegados de otros países puedan asentarse en la Gran Manzana.

"Si no arreglamos el sistema que deja a los inmigrantes fuera de este país tendremos grandes problemas y es probable que dejemos de ser la capital de la moda en favor de lugares como Milán, París o Bombay", indicó el alcalde a las puertas del Lincoln Center de Manhattan.

Durante la inauguración de las nuevas instalaciones que acogerán la Semana de la Moda que comienza el jueves, Bloomberg destacó el papel jugado por los inmigrantes en el éxito de la moda neoyorquina y arremetió contra "las leyes que hacen muy difícil que diseñadores que quieren venir aquí a crear y proporcionar empleo puedan trabajar en nuestro país".

"La industria de la moda es uno de los sectores donde los nuevos inmigrantes han prosperado. Nueva York atrae talento de todo el mundo y muchos de esos diseñadores lanzan aquí su propio negocio y crean más trabajo para los neoyorquinos", señaló.

Bloomberg, que visitó junto a la diseñadora Diane von Furstenberg las carpas que acogerán desde mañana la Mercedes-Benz Fashion Week, explicó que está convencido del potencial que las personas llegadas de otros países pueden otorgar a la industria de la moda neoyorquina.

Por esa razón, se ha unido recientemente a líderes del mundo de los negocios para lanzar "un argumento económico en favor de la reforma de la inmigración".

"Queremos que los diseñadores vengan a este país y puedan trabajar aquí. Son los inmigrantes quienes crearán la nueva ola de empleos en nuestra moda", insistió el alcalde, conocido por haberse mostrado siempre partidario de una reforma migratoria.

El alcalde acudió, acompañado de otras autoridades y de Diane von Furstenberg -en su calidad de presidenta del Consejo de Diseñadores de EEUU- a las nuevas instalaciones que la Semana de la Moda inaugurará el jueves en el Damrosch Park del Lincoln Center, hogar de la Opera Metropolitana de Nueva York.

En ese lugar se espera que se reúnan algunos de los diseñadores más importantes de la moda estadounidense, entre quienes no faltan nombres latinos, como la venezolana Carolina Herrera, el cubano Narciso Rodríguez o el brasileño Francisco Costa, quien está detrás de la firma Calvin Klein.

Además, también estarán presentes los españoles Custo Dalmau, Toni Francesc, David Delfín y Joaquín Trías, así como las firmas brasileñas Carlos Miele, Rosa Cha y Alexandre Herchcovitch, y, ya fuera del circuito oficial, también se presentarán el hondureño Carlos Campos o el colombiano Edwing D'Angelo, entre otros.

Los organizadores de la Semana de la Moda llevaban varios años buscando una nueva ubicación, ya que Bryant Park, donde se venía celebrando el popular evento dos veces al año, se había quedado pequeño y en 2009 anunciaron oficialmente la "mudanza".

"El Lincoln Center es el lugar idóneo, ya que tiene más espacio al aire libre disponible -más de 8.000 metros cuadrados- que Bryant Park y cuenta con una accesibilidad estupenda", indicó Bloomberg, quien anunció además que, durante estos días, la línea 1 del metro de la ciudad, la que pasa más cerca del Lincoln Center, será bautizará como "The Fashion Line" ("La línea de la moda").

Bloomberg y Von Furstenberg desvelaron los nuevos carteles que adornarán la parada de metro más cercana al Lincoln Center y por donde se espera que lleguen a las carpas del Damrosch Park buena parte de los 230.000 asistentes que de media recibe la Semana de la Moda de la Gran Manzana
Fuente:es.noticias.yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada