lunes, 9 de agosto de 2010

Potosí hará pausa de unas horas en la huelga pero no permitirá salir a los turistas


La Paz, 9 ago (EFE).- Los líderes regionales del departamento boliviano de Potosí (suroeste) anunciaron hoy que mañana harán una pausa de horas en su huelga para permitir que la población se abastezca de alimentos, aunque mantendrán el bloqueo de rutas que impide a más de 150 turistas salir de la ciudad.

Uno de los dirigentes del Comité de Movilizaciones del Comité Cívico de Potosí (Comcipo), Juan Carlos Fuertes, dijo a Efe que una asamblea de organizaciones decidió permitir que mañana hasta el mediodía funcionen bancos, mercados y comercios.

Afirmó que esta pausa en la huelga general que lleva doce días “es un tiempo de fortalecimiento” para luego continuar “con más fuerza” el paro indefinido, aunque subrayó que los bloqueos de carreteras y las huelgas de hambre no se levantarán.

El ministro de la Presidencia, Óscar Coca, reiteró hoy en rueda de prensa que el Gobierno está dispuesto a dialogar “en un tercer departamento” sobre el conflicto de límites de Potosí con la vecina Oruro, y negociar en la capital potosina sobre otras demandas.

Además, propuso a los líderes potosinos que envíen a una delegación a La Paz para reunirse con el presidente Evo Morales, aunque en ambos casos puso como condición que se levanten las medidas de presión.

Fuertes señaló que Comcipo ha decidido enviar a Sucre a una delegación “no para negociar”, sino para presentar “pruebas” de que Potosí tiene la razón en el conflicto limítrofe con Oruro.

Las organizaciones potosinas protestan también para exigir la construcción de un aeropuerto internacional, proyectos mineros, una fábrica de cemento y la preservación de la forma cónica del Cerro Rico, que está en riesgo de derrumbarse por la actividad minera.

La presión contra el Gobierno subió el sábado con la incorporación del gobernador oficialista Félix González a las huelgas de hambre que realizan cientos de personas en Potosí y en otras tres regiones bolivianas, incluida La Paz, donde cuatro parlamentarios potosinos cumplen con esta medida hace una semana.

Por las protestas está interrumpido el paso hacia Argentina y Chile por las carreteras del occidente boliviano y también se ha bloqueado la vía férrea hacia territorio chileno.

Según reportes de la oficina del Defensor del Pueblo, al menos 150 turistas, entre españoles, franceses, alemanes, brasileños y argentinos, permanecen en hoteles de Potosí a la espera de una resolución del conflicto en sus hoteles.

Fuertes lamentó hoy la situación de estos turistas pero ratificó que los bloqueos de carreteras “se mantendrán invariables” y ellos no podrán salir de Potosí.
Fuente:costaricahoy.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada